Con la llegada del frío percibimos cambios en nuestra piel, y es que las temperaturas bajas originan una disminución de la secreción de grasa y el agua de la epidermis se evapora con facilidad. El resultado se traduce en sequedad y deshidratación en nuestra piel. Por este motivo, es importante cuidar en profundidad nuestra piel en estas épocas del año, para conseguir así una piel perfecta.

No obstante, en ocasiones, tendemos a confundir el término de piel seca con piel deshidratada, y aunque a priori parezca que es lo mismo, en realidad no lo es.

Desde Mon Secret os mostraremos las diferencias que hay entre piel seca y piel deshidratada, y cómo se combate y previene. Para conocer estos aspectos tan relevantes sólo tienes que continuar leyendo este post.

¿Cuál es la diferencia entre la piel seca y la piel deshidratada?

Partimos de la base de que una piel seca no es lo mismo que una piel deshidratada. La gran mayoría de las personas conocen que existen diferentes tipos de piel: seca, grasa, normal, sensible o mixta. Sin embargo, cualquier tipo de piel puede sufrir deshidratación, se trata de una condición temporal.

La diferencia que hay entre ambas es que a la piel seca le faltan componentes grasos, y la piel deshidratada carece de agua. Pero puede darse la situación de que le falten los dos componentes, teniendo como desenlace una piel seca deshidratada.

A simple vista la piel seca deshidratada se presenta tirante, desnutrida, apagada, sin brillo y descamada, e incluso pueden aparecer arrugas y estrías, y además, provoca incomodidad a quien lo padece a través de rojeces, picores, y rugosidad en la piel.

¿Cómo combatimos la piel seca deshidratada?

Tener una piel seca deshidratada puede ser muy molesto. En Mon Secret somos conscientes de ello, por este motivo, os aportamos una lista de recomendaciones que os ayudará a combatirla:

  • Para hidratar la piel es esencial beber al menos 1,5 litros de agua al día.
  • Mantener una alimentación saludable es clave, ingiere alimentos ricos en agua.
  • Se recomiendan duchas de corta duración y con agua tibia o templada.
  • Realiza una limpieza cutánea diaria.
  • Emplea cremas hidratantes.

En Mon Secret tenemos a tu disposición espumas limpiadoras, cremas hidratantes faciales y corporales, agua micelar, contorno de ojos, etc. Todos nuestros productos son diseñados por farmacéuticos, pensados para fomentar la salud de la piel. Además, son efectivos para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles. No esperes más, visita nuestra tienda online y descubre todo lo que tenemos para ti.

¡Crea tu rutina de limpieza e hidratación diaria para prevenir la piel seca deshidratada!